martes, 28 de agosto de 2012

No hay que temer a los examenes.

Muchos compañeros a los que se les aproxima los examenes de grado, tiene temor y miedo a la hora que se aproxima para ello.

Cuando empecé a practicar Aikido y llegó la hora de presentarme a mi primer examen de 5 Kyu, yo también tenia miedo, pero no miedo al examen en si, sino mas bien miedo al fracaso, miedo al que pensará mi maestro si lo hago mal, miedo a las ideas de mis compañeros.

El poco tiempo que llevo entrenando me ha servido para comprobar que no hay que temer a los examenes de grado, ya que realmente ni al maestro ni a tus compañeros tienes que demostrarles nada, sino que al que tienes que demostrar algo es A TI MISMO.

Por eso digo a mis compañeros o a cualquier practicante de Aikido en general que realmente no te vas a examinar de unas oposiciones para un trabajo, sino que vas a realizar una prueba delante de tus compañeros y amigos y que seguro que la sacaras de sobra.

Hace mucho tiempo, un discípulos  de O Sensei le preguntó una vez si no conocía el miedo. La respuesta del maestro es para reflexionar.

O Sensei vino a contestar: “Yo experimento las mismas sensaciones que tú. La diferencia es que tú a eso lo denominas miedo, mientras que para mí es una llamada a la acción”.

4 comentarios:

  1. Al principio, te cuesta, como el primer examen, pero ya luego, te vas adaptando poco a poco y lo que dice Lolo, no hay que pensar en la técnica que te equivocaste y seguir adelante con el exámen.

    Suerte a mis compañeros para los siguientes exámenes.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tienes razón lo que pasa es que yo me pongo muy nerviosa y se me queda la mente en blanco.

    ResponderEliminar
  3. Un truco, justo antes del examen, haz un ejercicio de respiración profunda, deja la mente en blanco haciendo ese ejercicio y veras la sorpresa que te llevas. Personalmente a mi me ha servido.

    ResponderEliminar