viernes, 8 de junio de 2012

Como hacer que nos duela menos una técnica.

En Aikido practicamos siempre con algún compañero que nos "cede" su cuerpo para poder realizar cualquier técnica. Igualmente nosotros "ofrecemos" nuestro cuerpo para que el pueda realizarnos también diversas técnicas.

Es por ello el cuidado especial que tenemos que hacer cuando realizamos las diferentes técnicas de inmovilización ya que sin estos cuidados, podemos hacer daño al compañero.

También hay que tener en cuenta (y esto lo hace el tiempo de practica), que cuando algún compañero nos haga una técnica de inmovilización, tenemos que estar lo más relajado posible. Nuestro cuerpo siempre actúa de forma instintiva ante una situación de dolor y lo que hacemos es ponernos más rígido, cuanto más rígido nos pongamos tendremos más dolor, así que para que ese dolor sea lo más liviano posible, tendremos que relajarnos.

Con esta relajación, aparte de conseguir que nos duela menos, conseguimos también que nuestras articulaciones se hagan más flexibles.

Como me dijo una vez mi compañero Tubi haciéndome Nikkyo, "Alberto, en el momento que yo te haga Nikkyo, expulsa todo el aire que tengas en tu cuerpo poco a poco y relájate" y efectivamente, me dolió menos y experimente que mi brazo se doblaba mas.

En la clase que tuvimos ayer, mi maestro me sacó para explicarles la inmovilización en Sankyo con terminación en Yonkyo (dos técnicas dolorosísimas). Estuvo como 3 minutos de explicación. Gracias a las palabras de mi compañero Tubi, comprobé que me dolía, pero ese dolor era diferente ya que yo estaba relajado, es más,  cuando terminamos la clase, mis compañeros me preguntaban si tenía dolor, a lo que les comenté que para nada.

Así que, a los practicantes que están empezando les digo que la relajación y la respiración influye a que nos duela un poquito menos las técnicas que nos hacen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario