miércoles, 8 de febrero de 2012

La edad en el Aikido (II).

Seguiendo como puse en mi último comentario sobre nuestro compañero Luis de 78, la edad en el aikido no tiene límites.

Mi padre es una persona de 70 años que en su juventud practicó Judo, llegando a ser cinturón marrón. Con el paso del tiempo lo dejó y pasados muchos años después y que también, gracias a mi por decirle como son mis prácticas, que como es el concepto del Aikido,etc, le ha picado el gusanillo y se ha decidido a practicarlo con nosotros.
Lleva 2 semanas con nosotros y la verdad, lo que realmente me gusta, es que le veo ilusionado, como un niño, disfrutando de todas las técnicas y explicaciones que se le dan.
Según me dice el, "si hubiera sabido esto antes, hubiera practicado Aikido desde hace muchisimo tiempo". Y es una pura verdad como siempre dice mi amiga Pepa "un aikidoka no se hace, sino que nace aikidoka" y mi padre, aunque tarde, ha conseguido iniciar este gran camino.

2 comentarios:

  1. La verdad es que es así. El AIKIDO es darse cuenta de que eres una parte integrante del universo. No es solo hacer técnicas, sino que para hacerlas debes sentir dentro de ti esa fuerza que te guia, es dejarse llevar como el fluir del agua, viento... Es esa armonía invisible del cuerpo con el espíritu del aikido.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente. Particularmente, poquito a poquito me estoy dando cuenta de ello. Al principio cuando practicamos vamos mas a lo físico y lo técnico pero pasando el tiempo, uno se va dando cuenta que es algo mas y cuando se llega a esa armonía, se llega al bienestar personal en todos los aspectos.

    ResponderEliminar